Recetas de Halloween para niños

Empieza la cuenta atrás para Halloween, por ello hoy os queremos traer unas ideas muy fáciles y terroríficas si estáis pensando en preparar una fiesta para estas fechas.

Espeluznantes zombis pera: Pelamos la pera entera, y cortamos la parte de arriba donde está el rabillo, dejando un poco de fruta al cortarlo. Ponemos los ojos con dos pepitas de chocolate y con un cuchillo hacemos un huequito redondo que será la boca a la que posteriormente colocaremos un poco de sirope de fresa, no pasa nada si se escurre, dará un aspecto más espeluznante. Finalmente colocaremos una nuez que hace de cerebro en la parte superior de la pera.

Cadavérico ojo de monstruo: Cogemos un yogur cremoso y lo desmontamos encima de un plato, colocamos encima de él una rodaja de kiwi. Posteriormente, en el medio, colocamos un conguito. Finalmente, a para darle un aspecto sangriento, echamos sirope de fresa (también podemos utilizar mermelada de fresa, frambuesa, frutas del bosque… rebajada con agua) alrededor del yogur.

Temibles Frankensteins de fruta: Solo es necesario kiwi para hacer una forma rectangular y decoramos las divertidas caras con un poco de chocolate negro derretido.

Siniestros fantasmas de plátano: Pelamos la fruta y los cortarlos por la mitad. Para los ojos y la boca de cada fantasma, podemos colocar unas pepitas de chocolate o hacer unos huecos con el cuchillo y colocar chocolate fundido. Si optamos por la opción del chocolate fundido, debemos esperar a que el chocolate se endurezca antes de ponerlos verticalmente.

Monstruosas dentaduras de manzana: Cortamos la manzana en 4 partes iguales y retiramos el corazón, con cada cuarto tendremos una dentadura. En el centro hacemos dos cortes en forma de cuña retirando la parte interior. Tras dejar el hueco libre, ahora solo nos queda colocar los dientes, para ello podemos utilizar piñones, almendras o cualquier otro alimento que pueda simular los dientes.

Escalofriantes arañas de pan de molde: Cortamos el pan en forma circular (un vaso puede servir para hacer de molde), necesitaremos dos círculos por cada araña. Partimos láminas de zanahoria que hacen de patas de la araña, después, sobre una de las tapas de pan untamos paté (u otro alimento si lo deseamos). Finalmente, introducimos de forma cruzada las laminas de zanahoria quedando hacia afuera una parte de ellas y colocamos la otra tapa de pan encima. Para los ojos se podemos usar pasas, cacahuetes o algún alimento similar.

Tenebrosas tumbas: para cada lápida cogemos una rebanada de pan de molde, lo cortamos por la mitad de forma longitudinal, a cada mitad le recortaremos un poco las esquinas superiores y hacemos un corte disminuyendo los dos laterales para hacer forma de lápida. Finalmente, rellenamos el interior con embutido y con unos trocitos del embutido puedes decorar su exterior.

Truculentos sandwich momia: Untamos una cara con tomate frito a cada rebanada de pan de molde. Posteriormente, cortamos queso en láminas y las colocamos cruzadas entre si. Finalmente, coloca unas aceitunas negras deshuesadas cortadas en dos rodajas, estas harán de ojos. Puedes cruzar una lámina de queso por encima de alguna rodaja de aceituna para que den más miedo.

Amenazadoras arañas de huevo y aceitunas negras: Cocemos unos huevos y los partimos por la mitad, retiramos la yema y la mezclamos con atún y mayonesa, después rellenamos los huevos con esta mezcla. Cortamos por la mitad las aceitunas negras, con una de esas mitades formamos el cuerpo de la araña colocándolo en medio del huevo, con la hacemos tiras finas para simular las patitas y las pondremos a los lados.

Temibles momias salchichas: Cortamos las salchichas con la forma de una persona, es decir, con brazos y piernas, después las ponemos a hervir. Luego, cortamos masa brise en tiras. Cuando las salchichas estén hervidas y frías, enrollamos la masa en ellas simulando una momia. Y para finalizar ponemos las salchichas en el horno precalentado a 180ºC y las dejamos que se cocinen durante 10 minutos para que la masa quede dorada.

Macabras garras de zanahoria: Pelamos cinco zanahorias y hacemos un pequeño hueco en la parte posterior de cada zanahoria. A cada una de ellas, le ponemos una lámina de almendra que hará de uña. Para hacer la parte de la palma, ralla zanahoria y colócala como en la imagen.

 

Esperamos que os gusten las ideas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *