Las inclemencias meteorológicas presentes en la XXVII Marcha solidaria de la ONG Acción Verapaz

Pese a que el día amaneció desapacible con lluvia y viento,  la XXVII Marcha solidaria organizada por la ONG Acción Verapaz salió puntual de Babilafuente camino a Villoruela donde seis valientes cantalpineses, bien abrigados, se han unido a los vecinos de las villas.

En esta ocasión la participación ha sido escasa durante los 15 km. que se recorren entre Babilafuente, Villoruela, Villoria y Moriñigo; una vez en Babilafuente la lectura del  manifiesto por la periodista Cecilia Hernandez en lugar de leerse en el balcón del Ayuntamiento ha sido en la Iglesia donde los caminantes han podido resguardarse durante unos momentos de las inclemencias meteorológicas que hoy domingo 30 de abril se vivían en los pueblos de las villas.

Finalizado el recorrido, cada pueblo tenía su comida solidaria; Paella en Villoruela y Villoria y bocadillos en Babilafuente y Cantalpino.

La Asociación de Mujeres Eusebia Palomino, como viene haciendo cada año se ha encargado de vender las papeletas, unas 300 y de recaudar tanto el pan, la fruta, el agua y por supuesto, el relleno de los bocatas: tortilla, y diferentes fiambres y embutidos.

En la mañana del domingo a primera hora, la junta se ha puesto manos a la obra para realizar los bocadillos que han repartido a partir de las 14:30 horas en el Centro Cívico.

La presidenta de la Junta de la Asociacion de Mujeres, nos pide que desde Dos Columnas demos las gracias al Ayuntamiento y a todas aquellas personas, tiendas y bares que han colaborado aportando fruta, agua,… e informan que el dinero recaudado está destinado a la lucha contra el cáncer, a la Asociación del parkinson y se le ofrecerá una parte a la parroquia de Cantalpino.

Manifiesto de la XXVII Marcha Solidaria por Cecilia Hernández.

Recuerdo cuando, siendo yo una niña, se puso ‘de moda’ la palabra solidaridad. Incluso protagonizó varias de las canciones de un festival que, por aquellos lejanos ya años, se celebraba en mi colegio. Y es que esto va a así, por modas. Es una pena, pero al mismo tiempo es necesario. Esas modas se convierten en convicciones sociales, popularmente aceptadas. Hay que ser solidario es algo que todos tenemos claro, aunque de tanto decirlo, quede vacío de contenido, de trasfondo, de verdad.

Hay que ser solidario. Una frase sencilla que encierra un universo muy difícil de abarcar. ¿Con quiénes?¿Cómo? ¿De qué modo? Aquí aparecen las excusas, los no sé, los si supiera que les llegaba…Frases que todos hemos oído o dicho alguna vez para escondernos y escudarnos de realidades que nos quedan lejanas pero que no por eso dejan de existir. Realidades que abruman como la que constituye el objetivo del proyecto que apoya la campaña solidaria de este año: ayudar a las familias haitianas deportadas desde República Dominicana que lo han perdido todo. Ayudarlas a salir adelante y a construir nuevas vidas, desde cero, desde una situación que no podemos imaginarnos en nuestra cómoda vida de europeos del siglo XXI.

Por eso, el inicio  del concepto de solidaridad implica también perspectiva. La perspectiva de sabernos y sentirnos privilegiados en un mundo lleno de calamidades, penas, guerras e injusticias. Comprender que pertenecemos a esa minúscula parte de la población mundial que, ahora mismo, es una privilegiada. Y dar gracias por ello, y utilizar esta ventaja para luchar por un mundo mejor.

Porque aunque pueda parecer que nuestra labor es pequeña o insignificante en el mar de desgracias que es la Tierra, habremos dejado testimonio, huella y mensaje para las generaciones venideras. Habremos sido ejemplo y legado, como lo habéis sido y sois, vosotros, los pueblos de Las Villas con vuestra campaña solidaria que desarrolláis desde hace 27 años. En estos tiempos difíciles para el mundo rural, o más difíciles aún, os aliento a continuar, a seguir la senda marcada por el añorado Bernardo, por Quintín, Luis y Pedro, y todos sus compañeros, y todos los que en estos años habéis ayudado y colaborado en dar una lección de implicación y de comunidad. No desfallezcáis, seguid adelante, seguid peleando por un mundo mejor y creed siempre en vosotros, en vuestra labor y en que sois el mejor de los significados posibles de la palabra solidaridad. Gracias.

Fotos de Rebeca Pedroso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *