Fabricando a Décio

El día de las Águedas es uno de los días que más se festejan en la localidad. Pero sobre todo, tras una mañana de bailes, misa y vermut, se quema el pelele, popularmente conocido como Décio, que reúne a numerosos vecinos en torno a la Plaza España._MG_0052

Pero… ¿Conoces cómo se realiza y se da forma hasta conseguir una perfecta apariencia de humano?

Un mono, paja y papel de periódico son los ingredientes básicos con los que se hace lo que podría ser un espantajo o espantapájaros. El mono se rellena de paja y papel, a lo que se inlcuyue una tira de petardos. Una vez se tiene la forma, las aguederas se encargan de ponerle el traje, coserle unos calcetines para los pies y utilizan unos guantes rellenos de papel para las manos. La cabeza, prefabricada unos días antes, se realiza con una media rellena de algodón y se le da forma a la nariz y boca, utilizando dos botones para los ojos.

Papel de cebolla, globos y una gran traca que sale del cuerpo y se enrreda por el soporte en el que va colgado Décio, completan este fantástico trabajo que ellas realizan todos los años.

!Que vivan las Águedas de Cantalpino!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *