Etiquetado: veronica serrano puertas

Un Nuevo Hogar

0

Al búho Samuel le encanta su casita en el viejo árbol. Allí, duerme durante todo el día hasta por la noche. −¡Uh-uh! ¡Uh-uh!−ulula Samuel, asomando la cabeza por el agujero. −¡Qué preciosa noche de...

El conejito John

0

El conejito John tiene un problema. Odia que le digan que es un conejo. −¡Ven a comer lechugas al campo! −le animan sus amigos. −¡Uy no! −responde John−. ¡Tengo que hacer los deberes! La...

¡CUÁ, CUÁ!

0

Unos patitos se pelean por conseguir una buena sombra. Nadando en una extenso lago del Perú, gritan y gritan: −¡Cuá, cuá! ¡Éste es mi sitio! ¡Éste es mi sitio! Cora, la mamá Pata, que...

Vaya araña, qué maña

0

Esta mañana, la araña Carmina con siete patas camina. Se ha hecho una pupa en una pata al pasear por su telaraña. −Ya no puedo tejer mi bufanda −se queja Carmina. Después delira. No...

Bruno está enamorado

0

Bruno, el hipopótamo tiene un gran dilema que resolver. Es el cumpleaños de Maya y no sabe que comprarla. −¡Hacemos un viaje! – suspira ilusionado. −¡Ay no, que me mareo! –brama despavorida. −¡Pues te...

Mariano ve la televisión

0

Hoy, es un día diferente para Mariano: se queda con su papá, mientras, su mamá se va de compras. −Mariano, ¡haz los deberes! ̶ ¡No quiero! –se niega Mariano. −Mariano, he dicho que hacer...

El Osito Sin Nombre

0

Muy arriba, en la montaña pasea un osito. Muy alegre canturrea una canción hasta que se encuentra con Coto, Tritón y Coco. −¿Cómo te llamas? −le preguntan éstos. −No sé –responde el osito con...

RUMO Y ELIETA

0

Tras las lluvias del otoño, Rumo decide practicar la pesca de la sardina. Prepara sus aparejos y espera  a que la tarde caiga. ¡Ñic! ¡Ñic! Es el sonido que hace el carrete de la...

¡FELIZ CUMPLEAÑOS, LEONIS!

0

¡Gluglú! Sonaba la barriga de Leonis quien empezaba ya a cansarse de jugar con sus amigos en el jardín. Mientras corría detrás de la pelota (y  seguir corriendo y  chutando le costaba cierto esfuerzo,...

¡ GEORGE VIENE A CASA!

0

¡RIN, RIN! Suena el timbre. Clementina se seca rápidamente las manos y abre la puerta. −¡Mira, mamá! −dice Alba. Vestida de princesita. Quieta. Extremadamente emocionada. Deja caer su bolsa de vivos colores y la...