Cabalgando al Polo Norte

Es Navidad en Tierra Salvaje, la época favorita de Topacio Imperial.

−¡Muy bien, Estrella Blanca! −exclama Topacio Imperial cuando su cría termina de colocar la última bolita en el árbol de Navidad−. Ahora prepararé la cena mientras juegas en el campo.

A Estrella Blanca no le parece buena idea, ella prefiere pasarlo bien con la nieve.

−Me encantaría ver esos lugares en los que nieva todas las navidades y en los que el suelo no sea verde, sino blanco como yo.

−Ya sabes que aquí nunca nieva −agrega su madre.

Pues dime, ¿cómo podemos ver la nieve? −pregunta Estrella Blanca.

−Muy fácil −explica Topacio Imperial−. Cabalgaremos día y noche hasta encontrarla. Dicho y Hecho. Cuando llegan al Polo Norte, una tormenta de invierno les sorprende. Estrella Blanca se mueve con dificultad y Topacio Imperial se tambalea de un lado a otro.

−¡Sigue caminando, Estrella Blanca! ¡No te rindas! −grita Topacio Imperial.

Una ventisca les sacude fuertemente. Estrella Blanca se hunde en la nieve, entonces, Topacio Imperial la empuja hacia una gran puerta de color dorado. Topacio Imperial y Estrella Blanca entran con dificultad en la casa de Papá Noel. Enfrente de los caballos estaba él, sentado en su trono y sonriendo como siempre.

−¿Qué quieres por Navidad? −pregunta Papá Noel.

−Una silla de montar nueva para mi mamá –responde Estrella Blanca.

−¿Y para ti?

−Un carrito para tirar de él.

© 2017 Verónica Serrano Puertas

Si te ha gustado el artículo, no dudes en visitar BLOG DE LEONIS y compartirlo en tus redes sociales. Muchas gracias en cualquier caso por tu atención.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *