El conejito John

El conejito John tiene un problema. Odia que le digan que es un conejo.

−¡Ven a comer lechugas al campo! −le animan sus amigos.

−¡Uy no! −responde John−. ¡Tengo que hacer los deberes!

La verdad es que a John no le gusta enseñar sus dientes.

Sus amigos le esperan, pero se cansan y se van. Luego, recogen un montón de verdura fresca y la meten en una cesta de mimbre, después regresan.

−John, ven a ver un tesoro que hemos encontrado –gritan sus amigos alegremente.

Y cuando John sale se encuentra todo lleno de lechugas verdes alrededor de la madriguera.

John no puede contenerse al rico olor de la lechugas y le da un mordisquito a una.

−¡Comes como un conejo! −se ríen sus amigos.

Ahora John enseña sus dientes, ¡pero disfruta de las verduras frescas!

Y desde entonces, a John le dejan de doler los dientes porque mastica de verdad como todos los conejitos.

© 2017 Verónica Serrano Puertas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *