La ACTC no cumple sus promesas.

La ilusión y felicidad que rodea al sorteo de Navidad llena de espectacion todo el territorio nacional, pero no siempre son alegrías las que produce el sorteo.

Un querido un vecino nuestro, adquirió una papaleta que resultó ser premiada con 400 céntimos de euro, pero la ACTC de negó a abonar la cantidad, ante esta situación la AMLT (asociación musical los tocacharros) ha decidido poner una denuncia ante el tribunal superior de las villas, donde ‘chanito’ decidirá.

Ante posibles represalias el afectado no quiere mostrar su identidad, pero si el daño causado, por miedo ante el antiguo vocal de la ACTC, que le rompió la papeleta para destruir pruebas.

Esperemos que todo se resuelva sin violencia, que las patatas valgan mucho este año y los corderos también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *