Debut de Ismael Martín en Cantalpino

El próximo 11 de agosto, con motivo de las fiestas patronales de Cantalpino en honor a la Virgen de la Asunción y San Roque, Ismael Martin, suizo de nacimiento pero cantalpines de corazón, lidiará y estoqueará  un novillo para el deleite de todos los cantalpineses  en una de las clases prácticas que organiza la Escuela de Tauromaquia de la Diputación de Salamanca en colaboración con el Ayuntamiento de Cantalpino y la Asociación cultural taurina. El festejo es gratuito para todos los asientes.

Nacido en Suiza en agosto de 2003, con tan solo nueve años Ismael Martín, descendiente y residente vacacional en Cantalpino,  comenzó su formación en la Escuela de Tauromaquia de la Diputación bajo las órdenes del profesor José Ignacio Sánchez.

Cuando le preguntamos porque se introdujo en el arte del toreo, nos confiesa, que fue su primo Iván quien le introdujo el gusanillo y el gusto por el mundo del toro cuando le contaba las experiencias que se vivía en la escuela, entonces le pidió a sus padres que lo apuntaran en el curso siguiente; sin olvidar que ya desde pequeño le gustaba ir a La Glorieta con su padre a ver las corridas de toros durante la Feria Salmantina.

Lunes, miércoles y viernes por la tarde acude al Recinto Ferial de Salamanca para aprender  y practicar las distintas suertes del toreo, con carretones aprenden a  hacer series con el capote y la muleta, también aprenden a poner banderillas y por supuesto la suerte suprema. Muchos han sido los pueblos  recorridos junto a sus compañeros para exhibir el Toreo de Salón, una de ellas en la Plaza Mayor de Salamanca y hace poco en la de León.

Los profesores, al poco tiempo de estar en la escuela, decidieron llevarle al campo y ponerle delante de un animal por primera vez y con tan solo nueve años se enfrentó a su primera becerra;  nos confiesa que le dio un poco de miedo, también en la segunda y tercera… hasta que poco a poco cogió seguridad, enfrentándose a ellas con respeto, sin pensar en el miedo, sólo en torear y disfrutar. Ahora nos dice que se siente muy  a gusto  y relajado en el “cara a cara” con los animales, aunque  realmente lo que él siente cada tarde no se puede explicar con palabras “lo importante es sentirse a gusto con el animal, el resto fluye” nos cuenta.

Con sus compañeros en Francia

Después de esa primera becerra, vinieron otras muchas, pero las faenas de las  que Ismael tiene mejor recuerdo fue la primera vez que toreo en La Glorieta de Salamanca con tan solo 11 años y sus viajes a Francia, concretamente a Saint Paul les Dax junto con sus compañeros de escuela Pablo Sánchez, Iván González y Manuel Diosleguarde donde pudo torear  un novillo de un año y por supuesto su debut con la espada en 2017 en Turleque Toledo donde  estoqueó en tierras españolas su primer novillo, consiguiendo del animal dos orejas y el rabo.

Antes de llegar a Cantalpino, en las clases prácticas realizadas desde su debut con el estoque en Turleque, ya ha conseguido 15 orejas y 2 rabos, a falta de una clase práctica en Santa Cruz del Valle (Ávila) el martes 7 de agosto. Después de Cantalpino le esperan en Castillejo de Martín Viejo (Salamanca 18 agosto) y en El Cabaco (Salamanca 25 agosto)

Faena en Villoria 2018

En 2016 tuvo el honor de hacer el paseíllo en la Plaza de Toros de Cantalpino el día del festival junto con Eduadro Gallo, los hermanos Castaño y Alexis Sendin. En 2017 apareció en el vídeo promocional del Toro de San Isidro organizado por la Asociación Cultural Taurina de Cantalpino. Ya en 2018 varios vecinos de Cantalpino se desplazaron hasta el pueblo vecino de Villoria dónde junto a otros seis compañeros de escuela realizaron un Tentadero público con motivo de sus fiestas.

Nos cuenta que cuando en la Escuela le dijeron que vendría a torear a Cantalpino, sintió alegría ya que no deja de ser su pueblo, pero a la vez un gran responsabilidad y respeto por dejar a los paisanos cantalpineses, que tanto le están apoyando, con un buen sabor de boca intentando hacer una buena faena con el novillo de la ganadería de “Vellosino”, pero ante todo intentará disfrutar al máximo la oportunidad  que le han brindado la Escuela de Tauromaquia de la Diputación de Salamanca y el Ayuntamiento de torear en la Plaza de Toros de su pueblo Cantalpino.

Hablando con él,nos confiesa que le gustaría conocer a Antonio Ferrera  y a Manzanares, dos de sus referentes.

Desde Dos Columnas queremos agradecer a Ismael su dedicación y esperemos que disfrute mucho de la tarde del 11 de agosto en Cantalpino, para la cual nos consta que no cesa de entrenar; “Suerte y al toro maestro”

Fotografías de Raquel Zurdo y familiares de Ismael Martín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *