Hinchables para despedir las fiestas en honor a San Isidro.

Las fiestas de San Isidro, o fiesta chica como comúnmente se la conoce, se despidieron ayer pensando en los más pequeños del municipio, ya que pudieron disfrutar de varias atracciones montadas en la Plaza del pueblo.

Los niños de Cantalpino estaban citados el día 15 a las 18:00 horas para poder disfrutar de un toro mecánico, dos colchonetas y un divertido juego de saltos muy al estilo del famoso programa “humor amarillo”, y no faltaron los saltos, caídas y risas durante toda la tarde. También pudieron disfrutar de la música, la cual corrió a cargo de la charanga local “Los Tocacharros”, y no faltaron los valientes que se animaron a echar un baile, ya que tanto los bancos como las terrazas de los bares estaban ocupados por los vecinos que se habían quedado a cuidar de sus retoños o que después de la comida popular decidieron quedarse para seguir disfrutando de ese día de celebración charlando con sus vecinos y amigos sobre el devenir del pueblo.

Tal fue el éxito de los hinchables que varios fueron los adultos  que se quedaron con las ganas de participar y de echo un grupo de atrevidas madres, una vez finalizada la jornada, pudieron probar uno de ellos.

Con este acto se puso punto y final a las fiestas, a las que no les ha faltado de nada, y desde el periodico dos columnas queremos agradecer, principalmente, al Ayuntamiento de Cantalpino y a la ACTC por el esfuerzo realizado y a los voluntarios que han colaborado con las distintas actividades organizadas durante estos tres intensos días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *