Mariano ve la televisión

Hoy, es un día diferente para Mariano: se queda con su papá, mientras, su mamá se va de compras.

−Mariano, ¡haz los deberes!

Mariano ve la televisión̶ ¡No quiero! –se niega Mariano.

−Mariano, he dicho que hacer los deberes.

−¡No quiero! −recalca Mariano.

−Pues, como no los hagas no vas al parque.

Mariano sale de su habitación va corriendo al comedor enciende el televisor y se tumba en el sofá.

−Pero… Mariano, ¿Qué estás haciendo?

−¡Ja, ja! ¡Ja, ja! −se ríe Mariano.

−Mira Mariano, estoy cansado. ¡Haz los deberes y ya está!

−¡No quiero! –dice Mariano claramente.

−¡Toma, aquí tienes! ¡Siéntate y haz los deberes!

−¡No quiero! –tira Mariano los cuadernos al suelo.

De repente, Mariano va corriendo a su habitación llorando y se tumba en la cama, al momento llega su padre.

̶ ¿Por qué no quieres hacer los deberes?

̶ Porque quiero ver El país de las Hadas –alza Mariano la voz.

̶ ¿El país de las Hadas? No sé si ahora está en la tele…

̶ ¡Sí! Sí que está −reafirma Mariano.

̶ Bueno, mira el reloj. Son las seis y media. ¿A que… ya has merendado?

−¡Sí! He comido un bocado de bambú –recuerda Mariano.

̶ Y…¿estaba rico?

̶ ¡Sí! A mí me gusta mucho el bambú y los huevos −responde Mariano contento.

̶ ¡Vale! Y después de merendar, ¿no hay que hacer los deberes? ¿Qué haces todos los días? Te levantas de siesta, meriendas, haces los deberes y luego, eliges una actividad. ¿Qué vas a elegir hoy? ¿Ver la televisión?

̶ Yo quiero ver El país de las hadas −dice Mariano seguro.

̶ ¡Vale! Pero, primero los deberes y luego, los dibujos.

Entonces, Mariano entra en razón, y se va a hacer los deberes. Cuando termina pregunta a su padre:

−Papá, ¿puedo ver la televisión?

Y éste responde:

−Sí, hijo. Como ya has hecho los deberes ahora puedes ver la televisión.

 © 2017 Verónica Serrano Puertas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *